Memorias : autobiografiayo asimov

Quick preview of Memorias : autobiografiayo asimov PDF

Show sample text content

Después me operaron y lo siguiente que supe period que abría los ojos y veía que estaba en los angeles sala de reanimación. Había sobrevivido. Mi primer pensamiento fue que ya no recibiría tantos aplausos como si hubiese muerto. —¡Oh! (taco borrado) —dije disgustado. Siempre he pensado en ese momento como el testimonio ultimate del cómico que había en mí, ya que lamentaba haber sobrevivido porque eso me hacía perder mi ovación. Después, Paul me dijo que tras l. a. operación esperó hasta que abrí los ojos y le reconocí.

Si no, no habría vivido todo ese tiempo. Por lo que a mí respecta, yo period un chico flaco. En l. a. universidad pesaba setenta pounds y nunca engordaba por mucho que comiera. Eso period porque en realidad no comía demasiado (casi nunca desayunaba, por ejemplo), pero no me daba cuenta de ello. Una vez casado con Gertrude, tuve l. a. oportunidad de comer platos mejores que los que hacía mi madre y comía todo lo que quería porque pensaba que no engordaría y, en cuestión de unos pocos meses, había engordado catorce pounds.

No escribiría algo así bajo ningún concepto y sabía que no podían obligarme a hacerlo. Si me querían como autor insistiría en mantener el keep an eye on overall del contenido, y si se negaban no escribiría el libro. Después de todo, cuando reflexioné con más frialdad, me pregunté si realmente harían los angeles película, y si los angeles hacían, si vería un solo penique del dinero que ganaran con ella. (Hollywood es famosa por su “creativa teneduría de libros”. Pueden ganar muchísimos millones con una película pero todo es para los actores y l. a. dirección, y lo que queda, el “beneficio neto”, del que los escritores reciben un porcentaje, por lo basic suele resultar una “pérdida neta”.

Me puse en acción de inmediato. —Rápido, Mary —le dije, y los angeles arrastré hacia los angeles puerta. Allí l. a. abracé y me las arreglé para besarla en los labios justo en el momento en que entraba Janet. —Hola, Mary —saludó Janet. No prestó los angeles menor atención al beso, que sabía que period en su honor. Además, los angeles bondad de Mary period tan diáfana que hacía que cualquier otra cosa fuera imposible. Durante los últimos años en el Instituto, Mark Chartrand (un astrónomo) y Mitchell Waldrop (un escritor científico) también asistieron con regularidad y participaron en el juego.

Las novelas en rústica de películas lo único que pretenden es hacer publicidad de las mismas mientras se exhiben en los cines. Después, no se vuelve a oír hablar de ellas. Estaba decidido a que esto no le sucediera a uno de mis libros. Una obra mía puede fracasar y desvanecerse, como The demise purchasers, pero nunca premeditadamente. Por tanto, puse como condición para reelaborar el guión, el que hubiera una edición encuadernada en tapas duras. Bantam se avino, pero controlaba sólo los derechos en rústica.

Download PDF sample

Rated 4.63 of 5 – based on 41 votes